Ir al Inicio - Club Baloncesto Ciudad de Ponferrada

PONFERRADA ES DE PLATA

BIERZO FÍTNESS DENTOMEDIC CIUDAD DE PONFERRADA 88-CB MARBELLA 71

¡PONFERRADA ES DE PLATA!

HISTÓRICA JORNADA EN UN “BEMBIBRE ARENA” LLENO Y QUE LLEVÓ EN VOLANDAS AL EQUIPO. EL PARTIDO SE RESOLVIÓ DESPUÉS DEL DESCANSO

 

BIERZO FITNESS DENTOMEDIC CIUDAD DE PONFERRADA (20+24+19+25): David Valcarce (0), Taevaunn Prince (17), Juan Castro (3), Sean McDonell (24) y Amir Warnock (14) -cinco inicial- luego Karl Lundqvist (9), Ángel Infante (4), Joel Kanyinda (7), Víctor Pérez (8), Jorge Fernández (0), Miguel Ángel Ramón (2) y Álvaro Lorenzo (0).

CB MARBELLA (20+21+10+17): Pablo Imbroda (7), Benjamin Beauchamp (9), Charles Knowles (11), Bruno Diatta (24) y Pape Sow (5) -cinco inicial- luego Fernando Ferruz (2), Alejandro Romero (0), Adrián Mayor (8) e Ignacio Trujillo (2).

ÁRBITROS: Ibáñez García (Castilla La Mancha) y Rodríguez Fernández (Madrid). Sin eliminados

PARCIALES: 10-11 (5’), 20-20 (10’), 30-31 (15’), 44-41 (descanso), 54-44 (25’), 63-51, (30’), 79-60 (35’) y (final).

INCIDENCIAS:  Partido disputado en el pabellón “Bembibre Arena”, ante 1.300 espectadores (prácticamente lleno), correspondiente a la tercera jornada del grupo 1 de la fase de ascenso a LEB Plata. Jugadores de las categorías inferiores de CB Ciudad de Ponferrada amenizaron los tiempos muertos y descansos. Al acabar el partido, el presidente de la Federación de Castilla y León, Carlos Sáinz, y Enrique Gil (ex diputado provincial de Deportes, miembro de consejo de administración de Baloncesto León y presidente de Baloncesto San José) entregaron los trofeos a Pardinyes y Ciudad de Ponferrada como campeones de sus grupos y, en consecuencia, ascendidos a LEB Plata. El equipo berciano se trasladó posteriormente a la fuente de la plaza Lazúrtegui a celebrar el ascenso.

El 18 de mayo de 2019 quedará como una de las fechas históricas del baloncesto berciano. Si lo medimos en forma de afluencia al pabellón y creación de ambientes mágicos, sólo se puede comparar a otras dos: el quinto partido del play off de ascenso a LEB entre el JT y Aracena (en “La Borreca” en mayo de 1999, donde se tuvieron que habilitar varias filas de sillas en los fondos) y el segundo partido de las semifinales de Liga Femenina entre Embutidos Pajariel Bembibre y Perfumerías Avenida (en abril de 2014, con un lleno espectacular en el “Bembibre Arena”).

A estas fechas hay que sumar una nueva que supone un hito en el baloncesto berciano masculino. Bien es cierto que el JT llegó a una Liga EBA que era la segunda categoría, pero en esta ocasión hablamos de baloncesto profesional y una competición de altísimo nivel como es la LEB Plata.

Durante toda la temporada se estaba intuyendo que algo grande podía ocurrir. La segunda vuelta de la competición ha sido espectacular, con triunfos en canchas ajenas como Chantada, Gijón o Zamora, que permitieron que Ciudad de Ponferrada tomase ventaja en el liderato del grupo “A-B”. Ha tenido partidos a “cara de perro” y buenos rivales que le plantaron cara, como Aquimisa Carbajosa, que supusieron una magnífica preparación para la fase de ascenso.

Por supuesto, el duelo que tuvieron que afrontar en Zizur Mayor ante Ardoi por la primera plaza del grupo “A” de Liga EBA fue toda una reválida para calibrar las opciones de ascenso del equipo. Los navarros sólo habían cedido dos derrotas en toda la temporada y estaban invictos en su cancha, pero los de Luis Daniel fueron capaces de tomar la delantera en el segundo cuarto, y aunque tocó sufrir al final, la victoria certificaba el campeonato del grupo y tener el “camino despejado” para ser sede de una de las fases de ascenso, ante nuestro público.

Con todo, se sabía que la oportunidad era de oro. Muchos podían pensar que más bien era un “arma de doble filo”, pero Luis Daniel Enríquez mostró antes del inicio de la competición su convencimiento de que al equipo no lo iba a pesar la presión, más bien al contrario… Así fue.

Después de una primera jornada ante Jairis, donde los murcianos no se rindieron en ningún momento y Ciudad de Ponferrada tuvo que dar el máximo, la segunda ante Alcobendas quedará como otro de los grandes momentos de la fase. Un partido que llegó a estar 14 puntos abajo en el tercer cuarto y que en circunstancias normales se habría perdido, aquí la afición del “Toralín” se conjuró y llevó en volandas a los bercianos a una remontada épica y agónica.

Sin embargo, quedaba un último partido, contra Marbella… 40 minutos en los que se jugaba a cara o cruz toda la temporada.

IGUALDAD HASTA EL DESCANSO

El choque fue un partidazo entre dos equipos que gustan del buen juego y que salieron abiertamente a por el partido con un ritmo elevado. Marbella tenía que salir a por todas, ya debía ganar por 6 puntos para quedar segundo clasificado y jugar el partido del domingo por el ascenso, mientras Ponferrada quería ganar para subir ya sin necesidad de esperar al domingo ni echar cuentas.

Los malagueños consiguieron las primeras ventajas y llevaron la delantera aproximadamente durante los primeros 15 minutos, si bien tampoco fueron en ningún momento superiores a los cinco puntos. Pablo Imbroda intentaba llevar la manija del juego marbellí a un ritmo alto y los visitantes comenzaban haciendo daño en la pintura con un Diatta que ya se sabía que iba a ser uno de los principales peligros.

A su vez, Ciudad de Ponferrada no se quedaba atrás y respondía continuamente encabezados por los habituales Prince y Mc Donnell. El partido era muy vistoso, pero a la vez lleno de imprecisiones por momentos. Los entrenadores fueron sacando a sus “segundas unidades” y en el caso de los bercianos, el sueco Karl Lundqvist volvió a ser el revulsivo del equipo.

Sin embargo, el factor que empezó a decantar el tanteo para los bercianos fue uno con el que pocos contaban y que sorprendió a Marbella: Víctor Jáñez. El canterano salió con desparpajo y fue un estilete en los últimos minutos del segundo periodo anotando 8 puntos casi seguidos dejando a los presentes boquiabiertos y permitiendo que Ponferrada comenzase a tomar ventajas que ya eran entorno a los 6 puntos. Desde ese momento los bercianos ya no volverían a ir por detrás en el marcador y podían haber conseguido una ventaja un poco mayor del 44-41 del descanso de no haber desaprovechado el último ataque

SALIDA EN TROMBA EN LA REANUDACIÓN EMPUJADOS POR EL PÚBLICO

   Ciudad de Ponferrada se conjuró para meter la puntilla al partido lo antes posible y la salida fue en tromba, espoleados por una afición que había estado de diez hasta entonces, pero que después de las primeras canastas de Prince, se puso a apretar al máximo conscientes de que estábamos ante el momento clave del partido. El escolta americano siguió a lo suyo y firmó el sólo un 7-0 de parcial ante los jóvenes jugadores marbellís que se vieron sobrepasados y ello obligó a su entrenador, Francis Tomé, a pedir tiempo muerto para frenar la sangría cuando habían pasado sólo dos minutos y el marcador era 51-41.

El equipo andaluz lo intentó con más corazón que cabeza, pero la distancia no sólo se mantuvo si no que se incrementó ligeramente. Todo ello apoyado en una fortaleza defensiva, que desmontaba el argumento de quienes decían que Ponferrada tenía su punto débil en este ámbito.

Joel estuvo inmenso frenando en la pintura a los postes de un equipo al que le costaba mucho anotar. Así pues, se llegaba al final del cuarto con un 63-51 que suponía una importantísima renta para afrontar los últimos diez minutos

SENTENCIA Y MINUTOS FINALES PARA LOS QUE NO HABÍAN JUGADO AÚN

Lejos de haber una reacción, Ciudad de Ponferrada finiquitó el partido al comienzo del tercer periodo, ampliándose distancias, con un McDonell que consiguió anotar fácil en contraataques. Así todo, las distancias acabaron por superar los 20 puntos (82-60) cuando apenas quedaban dos minutos para el final y ya el “Bembibre Arena” estaba celebrando a lo grande el ascenso, con el habitual “bufandeo” de estas ocasiones.

La fiesta fue perfecta cuando en ese instante entró en pista Jorge Fernández, el capitán del equipo que pudo disfrutar de sus últimos minutos como jugador del equipo ante la sonada ovación de los presentes. Luis Daniel quiso recompensar también al resto de canteranos que no habían debutado aún en la fase, y así salieron a la pista también Álvaro Lorenzo y Miguel Ángel Ramón, quien aún tuvo tiempo de anotar una canasta.

Con el final del partido llegó el delirio total de jugadores y aficionados, todos unidos en una gran fiesta para el baloncesto berciano… Ciudad de Ponferrada ya era de LEB Plata.

EUFORIA EN LAS CELEBRACIONES Y ENTREGA DE TROFEOS A PARDINYES Y CIUDAD DE PONFERRADA

  Las celebraciones en la pista fueron protagonistas con los jugadores como auténticos “showmen”, chocando las manos con todos los aficionados, abrazos en la pista, duchas en medio de la pista… Por allí aparecieron los que están y los que estuvieron a lo largo de los 17 años de vida del CB Ciudad de Ponferrada y a los que les pudo la emoción del momento.

Y en medio de los festejos, fue momento para la entrega de trofeos, que corrió a cargo del presidente de la Federación de Baloncesto de Castilla y León, Carlos Sáinz, y del ex diputado provincial de deportes, Enrique Gil, quienes los entregaron a los dos equipos ascendidos directamente: Pardinyes y Ponferrada, quienes estallaron de júbilo en la pista… Incluso las plantillas de ambos equipos se unieron en la celebración al grito de “¡somos de plata!”.

LA FIESTA EN EL BEMBIBRE ARENA DIO PASO A UNA CELEBRACIÓN IMPROVISADA EN LA PLAZA “LAZÚRTEGUI”

Una vez que se apagaron los focos del “Bembibre Arena” (que se está consolidando como “cancha talismán” del baloncesto berciano) a nivel de club se acordó continuar la celebración en la plaza de Julio Lazúrtegui, escenario habitual de festejos futboleros y que se quería homenajear a los jugadores.

Debido a la premura con lo que se hizo, no acudió mucha gente, pero sí que sirvió para que quien más y quien menos se emocionase y empezase en este punto los festejos de la noche. Podemos decir que esta improvisación fue intencionada: en la mente estaba aún lo ocurrido en aquel play off 20 años antes del JT contra Aracena, donde la euforia se apoderó de la ciudad para el quinto partido y se había planificado celebraciones en “Luis del Olmo” vallando la fuente. Aquí no se quería pensar en estas cuestiones antes de tener el ascenso en la mano.

Posteriormente la noche se extendió con una cena de confraternización entre plantilla, directiva y voluntarios de la fase de ascenso. A quien le quedó fuerzas todavía siguió las celebraciones un buen rato.

ÓSCAR GARCÍA: “SÓLO SE PODRÁ ESTAR EN PLATA SI HAY UN APOYO INSTITUCIONAL”

El presidente de CB Ciudad de Ponferrada, Óscar García, se mostraba feliz por el logro del ascenso: “paso a paso y con mucho trabajo, con la calidad de nuestros jugadores, de nuestros técnicos, de nuestra afición se ha conseguido un sueño, la verdad”.

En cuanto a la valoración de lo que ha sido el evento celebrado en Ponferrada y Bembibre, aseguró que “los partidos han sido muy competidos, ha estado muy bien y hemos disfrutado en casi todos los partidos. El último clasificado del otro grupo, Chantada pudo ganar sus dos partidos perfectamente, hemos tenido un Marbella-Alcobendas decidido en la prórroga, nosotros con Alcobendas perdíamos de 14 y ganamos de uno. Ha sido espectacular”.

Por último, consciente de que ahora comienza otro “partido” muy importante para el club, Óscar García avisó que sólo se podrá formalizar el ascenso en caso de tener un respaldo suficiente: “en esta situación la LEB Plata es un salto económico muy importante para el club y sólo podrá estar si hay un apoyo institucional”.

LUIS DANIEL ENRÍQUEZ: “SOY UNA PERSONA MEGAFELIZ”

El destino había sido justo con el entrenador de Ciudad de Ponferrada, Luis Daniel Enríquez, quien obtenía la merecida recompensa después de 25 años de trayectoria en los banquillos: “soy un técnico muy feliz. Después de haber invertido mucho tiempo de mi vida en el baloncesto, en el Ciudad de Ponferrada y todo lo que hemos vivido ahora soy una persona megafeliz”.

En cuanto a la temporada en su conjunto, el balance no podía ser otro que excepcional: “ha salido todo muy bien durante todo el año, hemos jugado 30 partidos y hemos ganado 24 y los que hemos perdido los hemos disputado muchísimo”. Añadía que “este equipo es de diez, ahora hay que recordar todo lo que ha trabajado la gente, los jugadores han sido una familia increíble, la junta directiva… Quiero un recuerdo importante para Enrique Fernández y Pedro Enrique que me han ayudado muchísimo y hecho un trabajo increíble, para el grupo de voluntarios que han sido la ‘rehostia’ todos, patrocinadores…Soy un hombre muy feliz”.

Por último, Luis Daniel se quiso acordar “de Alexis Álvarez, de la gente que ha estado currando conmigo que ha sido mucha, que han pasado los años y por situaciones de la vida han ido cambiando”.

SEAN MCDONNELL: “SOIS LA MEJOR AFICIÓN Y LA MEJOR CIUDAD”

El ala pívot de Ciudad de Ponferrada se encontraba completamente “feliz por estos tres partidos que hemos ganado y que hemos terminado hoy. Tanto el equipo como yo estamos muy agradecidos por lo ocurrido”.

Respecto a lo que ha sido la fase de ascenso, Sean McDonnell afirma que “los dos primeros partidos fueron mucho más complicados que hoy. Cada día estábamos un poco más cansados, a pesar de lo cual decidimos apretar más como si fuese el último minuto y lo hicimos. Los tres equipos que estuvieron aquí eran muy duros, pero llevábamos toda la temporada enfrentándonos a otros equipos que también lo eran”.

Por último. quiso tener palabras de agradecimiento para prácticamente todo el mundo: “me acuerdo de mis padres, de mis compañeros… Todos regresamos a nuestras casas después de este partido, por lo que quiero agradecer a todo el mundo y en especial a los aficionados por el apoyo durante toda a temporada. Sois la mejor afición y la mejor ciudad”.

TAEVAUNN PRINCE “QUISE QUEDARME Y SUBIR AL EQUIPO A LEB PLATA”

Uno de los jugadores con mejor valoración durante la temporada regular en todos los grupos de Liga EBA y decisivo en los momentos clave de los partidos de esta fase de ascenso, Taevaunn Prince estaba pletórico de alegría protagonizando bromas y gestos tanto con compañeros como con aficionados: “es una alegría y hemos trabajado para estar aquí ahora”.

Preguntado por los medios de comunicación por las ofertas de categorías superiores que le llegaron en el mercado invernal y que rechazó, tiene claro que “soy una persona leal, es un valor fundamental para mí y por eso quise quedarme y subir al equipo al LEB Plata”.

Por último, quiso tener un recuerdo “para todo el mundo, jugadores, entrenadores, etc”.