Ir al Inicio - Club Baloncesto Ciudad de Ponferrada

TRIUNFO ILERDENSE DE CASTA NUEVO PARTIDO QUE SE LE ESCAPA A CHANTADA IN EXTREMIS QUE LE DEJA SIN OPCIONES DE ASCENSO.

PARDINYES SE JUGARÁ EL ASCENSO DIRECTO CONTRA BENICARLÓ ESTE SÁBADO

ILERDAUTO NISSAN PARDINYES LLEIDA (18+10+26+27): Albert Lafuente (21), Pau López (20), Wendel Davis (9), Víctor Vinos (3) y Carlos Gasquè (13) – cinco inicial- luego Jordi Bergada (3), Rubén Fernández (12), Jaime Aventín (0), Marc Vidal (0) y Marc Civera (0)

UCOCA SEGUROS CB CHANTADA (29+15+25+10): Daniel Manchón (26), Rubén Pernas (11), Alejandro Barcos (8), Cristian Iglesias (10) y Filip Knezevic (2) -cinco inicial- luego Marcos García (4), Manuel Sánchez (4), Miguel García (12), Malick Cisse (2) y Adriá Baiget (0).

ÁRBITROS: Meira González (Canarias) y Rodríguez Fernández (Madrid). Sin eliminados.
PARCIALES: 10-16 (5’), 18-29 (10’), 21-39 (15’), 28-44 (descanso), 49-62 (25’), 54-69 (30’), 72-77 (35’) y 81-79 (final)
INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón “Lydia Valentín” de Ponferrada correspondiente a la segunda jornada del grupo 2 de la fase de ascenso a LEB Plata, ante unos 400 espectadores. Mayoritaria presencia de aficionados llegados desde Chantada aprovechando la festividad del “Día das letras galegas”.

Nuevo desenlace cruel para un CB Chantada que es el primer equipo eliminado de la competición (y arrastrando colateralmente a Gran Canaria) después de ver cómo los dos partidos los ha perdido de forma dramática, fruto de errores en los últimos ataques que permitieron que un Pardinyes que tenía el partido perdido, acabase por remontarlo y celebrar a lo grande un triunfo que le permite que el partido de mañana en Bembibre contra Benicarló sea una final por un ascenso a LEB Plata que conseguirá quien gane, quedando la “repesca” del domingo para el que pierda. Los gallegos afrontaron el choque con la importante lesión de un Adrià Baiget que tuvo una participación testimonial, jugando mermado. Aún así Chantada salió decidido desde el primer minuto a por el partido, conscientes de que se la jugaban a una carta y consiguiendo diferencias desde el principio. Fenomenal partido del base palentino Daniel Manchón, el ex de Venta de Baños que está creciendo exponencialmente como jugador esta temporada y que se erigió en el líder del equipo ante la lesión de Baiget. Pardinyes se vio envuelto en un atasco en su juego durante la primera parte que permitió que Chantada llegase a tener ventajas de hasta 20 puntos que en circunstancias
normales hubiesen sido decisivas.

Sin embargo, estamos en una fase de ascenso y Pardinyes no dejó de creer en un choque de alta tensión en el que saltaron chispas por momento, conscientes los dos equipos de lo mucho que se jugaban. Así todo, la salida del último cuarto por parte de los catalanes, en la que empezaron a enchufar triples consiguiendo un parcial de 10-0 que les metió en el partido, comenzando a despertar los fantasmas en un Chantada que, además, empezó a acusar el cansancio físico.
En unos últimos minutos de alta tensión, la igualdad fue máxima siendo un duelo donde lo más importante era cometer los menos errores posibles. Así se entró en el último minuto con ventaja de Chantada (76-79), pero un triple de Rubén Fernández igualaba el tanteo. Los últimos ataques de Chantada finalizaron con unos pasos de salida de Knezevic y con Daniel Manchón pisando la línea de fondo a falta de 11
segundos para el final del partido. Con posesión para Pardinyes, Chantada quiso hacer la falta y disponer del último balón. Ello supuso que Wendell Davis anotase los dos tiros libres y el último ataque de Chantada no fue fluido, ante la intensidad defensiva de los ilerdenses. Los gallegos llegaron a reclamar falta pero lo cierto es que Knezevic se vio obligado a hacer un tiro forzado que no entró desatándose la alegría en el bando catalán, que dispondrá de “dos bolas de partido” para ascender a LEB Plata.