Ir al Inicio - Club Baloncesto Ciudad de Ponferrada

CAPÍTULO 4 – LOS ÚLTIMOS 25 AÑOS DEL BALONCESTO BERCIANO (1994-2019)

CAPÍTULO 4: TEMPORADA 97-98

OPORTUNIDAD DE ORO PERDIDA

EL JT LOGRA REUNIR PROBABLEMENTE A SU MEJOR PLANTILLA DE LA HISTORIA. SE LOGRA UN GRAN SEGUNDO PUESTO EN LIGA, PERO SE CAE CONTRA PRONÓSTICO EN EL PLAY OFF ANTE ENKARTAZIONES DE ZALLA

 

La gran temporada anterior había dado bríos nuevos a un JT que se encontraba en perfecta comunión con su afición y seguía despertando un gran interés tanto en Ponferrada como en la comarca. A nivel directivo, Miguel Ángel Agudo llegaba a una presidencia que ya había tenido que asumir mediada la temporada anterior tras el fallecimiento de José Manuel González, aunque en la práctica ya era quien ostentaba las mayores responsabilidades del club.

A mayores, después de años de “lucha”, el JT conseguía que el ayuntamiento se implicase activamente en la búsqueda de un patrocinador principal, que llegaba finalmente de manos de la empresa concesionaria del servicio de aguas de la ciudad. A priori suponía una importante inyección económica para la entidad, aunque con el paso del tiempo la compañía acabaría por desentenderse de sus compromisos, lo que originó importantes problemas para el club.

 

RENOVACIÓN TOTAL EN UNA PLANTILLA QUE ILUSIONA CON EL REGRESO DE “JOSINES”

 

La lógica decía que después de la temporada del JT, no tardarían en llegar las ofertas a sus mejores jugadores a quienes costaría retener. Así “Kuko” Cruza ficharía por Los Barrios en liga LEB y tanto Antonio Mendoza como Roberto Torres aceptaban otras ofertas más atractivas en EBA ante las que el equipo ponferradino no podía competir. Por otro lado, Nacho Herreras abandonaba también Ponferrada aunque en este caso por motivos laborales.

Finalmente, de la temporada anterior se quedaban sólo el capitán Andrés Rodríguez y David Piera. Sin embargo, la mejor de las noticias llegaba con un regreso inesperado como el de “Josines” González, quien después de su experiencia en el Breogán de Lugo decidía abandonar el baloncesto profesional de alto nivel y buscar opciones que le hiciesen compatible residir en su domicilio de León. Ponferrada cumplía con esos requisitos y de paso volvía a hacerse con un base de gran nivel. Este movimiento también acarreaba el regreso del “héroe” de la eliminatoria de Cíes Vigo, Quiñoa, a Lugo.

A partir de ahí, José Manuel Vázquez empezó a construir una plantilla que en la línea exterior miraba al sur con los fichajes del canterano de Unicaja, Josema González y otro jugador formado en el recordado “Oximeca” como el granadino Isaac López. El alero se completaba con un jugador gallego que aportaba la garra y una cierta dosis de veteranía como José Luis Ferreira.

Para el juego interior, además de Andrés Rodríguez, llegaban dos jóvenes postes como el melillense Kamal Al-Hammouti y el burgalés Txomin López; dos pívots talentosos a los que se unía también el americano Jason Kay. El JT daba un giro de 180 grados en lo que la contratación del jugador extranjero se refería.

El club ponferradino se hacía con los servicios de un estadounidense de raza blanca, con un perfil prioritariamente trabajador, más que el de dar espectáculo y marcar diferencias, y con una pareja española. Se buscaba un jugador que asegurase una cierta estabilidad y no protagonizase “espantadas” ni actos de indisciplina.

Por último, quedaba buscar un base que acompañase a “Josines” y a priori éste era el madrileño Alejandro Ceca, quien procedía de La Salle Mahón. Pero quedaba “la guinda” y ésta llegaba de forma inesperada en un campus de baloncesto de León (“Campus 3”) donde José Manuel Vázquez era uno de sus responsables y Luis Daniel Enríquez monitor.

Entre los jugadores que allí estaban, había un joven segoviano que empezó a llamar la atención, de tal forma que al acabar los técnicos estaban hablando con su padre para intentar ficharle… Ese jugador era Pedro Rivero.

En esa temporada, repetían la gran mayoría de equipos de la anterior con lo que los puestos de privilegio seguían estando en disputa con un Sondeos del Norte y un Abeconsa Ferrol para los que el ascenso a LEB era una necesidad, además de los “gallos” Elmar León, Cíes Vigo y Pescanova Porriño. La única nota trascendente era la renuncia a la categoría de un Viña Costeira que venía de hacer una gran campaña y que cedía sus derechos al Inega de Vilagarcía de Arosa. También llegaban “nuevos” el Celso Míguez de Pontevedra y el Grupo Salamanca Norte, que era el proyecto encabezado por los hermanos Carlos (actual gerente de Perfumerías Avenida) y Jorge Méndez (que era el entrenador y posteriormente dirigiría en Liga Femenina en Sóller antes de dedicarse a la representación de jugadoras). Dicho club tuvo un paso efímero por la Liga EBA.

 

COMIENZO DE TEMPORADA FULGURANTE

 

Por mantener la “tradición”, el JT comenzaba la temporada con contratiempos. En esta ocasión era en forma de grave lesión de uno de sus fichajes como era el base madrileño Alejandro Ceca, quien estuvo prácticamente inédito a lo largo de toda la temporada. Este hecho obligaba a priori a “Josines” a asumir muchos minutos ya que su única alternativa en el base era el joven Pedro Rivero.

            Sin embargo, el segoviano poco a poco iba demostrando que tenía hambre y estaba dispuesto a aprovechar las oportunidades que se le diesen, con lo que se iba ganando los minutos y el puesto del base estaba perfectamente cubierto.

Esta temporada 97-98 fue la de la consagración del club y en la que “La Borreca” disfrutaba de un equipo que jugaba muy bien al baloncesto. Al contrario de la temporada anterior era un conjunto con mucha profundidad de banquillo y donde desde el principio Isaac López cubría con nota el hueco dejado por Kuko Cruza, siendo un auténtico artillero desde la línea de 6,25. Pronto el granadino sería uno de los ídolos de la afición.

Al margen de ello, Josema cumplía perfectamente en las rotaciones, al igual que un José Luis Ferreira quien también ponía el necesario “juego subterráneo” al equipo. Y en el juego interior, Andrés Rodríguez se consolidaba con un efectivo imprescindible para el equipo y en las rotaciones donde se complementaba muy bien con el talento de Kamal, la garra y los puntos de Txomin López y un Jason Kay que, como decimos, no era el prototipo de americano que marcaba diferencias, pero si aportaba muchos “intangibles”.

Con todos estos ingredientes, el JT presentaba un juego “coral” y muy compensado que daba la sensación de haber logrado todo lo que deseaba su entrenador.  La afición disfrutaba con lo que se veía en la cancha y La Borreca era un fortín cada vez más inexpugnable.

La liga empezó con un partido en el “destierro” en León por la sanción arrastrada del último partido contra La Salle Mahón de la temporada anterior… Y comenzó con un episodio esperpéntico porque mientras el JT y los árbitros esperaban en el Palacio de los Deportes, su rival, el Fórum sub 23 de Valladolid, se presentaba en “La Borreca”.

El comité de competición, en vez de dar el partido por ganado al JT obligó a jugarlo entre semana con lo que los bercianos tuvieron que repetir el desplazamiento, en esa ocasión al pabellón “César Álvarez” de San Andrés del Rabanedo.

Muy pronto el equipo se situó en cabeza y aguantó el pulso a los dos equipos de la provincia de A Coruña que se presentaban como favoritos, pero por detrás también lo hacían un Porriño, un Elmar León y un Cíes Vigo que estaban muy fuertes por lo que se vieron duelos de altos quilates, a pesar de lo cual el JT se mantuvo invicto en su pabellón y hacía pensar en algo grande, llegando al final de la primera vuelta haciendo sentir el aliento al Sondeos del Norte.

 

QUIÑOA Y RAFA FERNÁNDEZ LLEGAN PARA REFORZAR A UN EQUIPO QUE ACABA EN UN HISTÓRICO SEGUNDO PUESTO

 

Como en anteriores temporadas, mediada la competición el JT tenía que sufrir un contratiempo y en esta ocasión era la baja de un José Luis Ferreira que venía haciendo una labor fundamental en el equipo y que debía abandonar Ponferrada por motivos laborales. El club maniobraba rápido y se hacía con los servicios de otro alero gallego con experiencia tanto en Sondeos del Norte como en Ferrol: Rafa Fernández.

Pero la guinda y sorpresa al comienzo de la segunda vuelta llegaba con el regreso de un Jose Quiñoa que apenas estaba disfrutando de minutos en el Breogán en liga LEB. La afición se frotaba los ojos y se ilusionaba al juntarse dos bases de gran calidad y que habían dejado grandes momentos por separado.

Sin embargo, esta segunda parte no acabaría siendo tan exitosa como la primera ya que el lucense entraba activamente en las rotaciones y daba descanso a “Josines”, pero al lado tenía a un Pedro Rivero que lejos de asumir un rol secundario optó poner las cosas difíciles a José Manuel Vázquez, comiendo cada vez más minutos a Quiñoa y mostrando un más que sorprendente desparpajo para su edad.

Rafa Fernández se integraba perfectamente en la dinámica del JT y cumplía con su papel en el alero, con lo que el equipo no perdía un mínimo de calidad ni de rendimiento y la gente seguía disfrutando al máximo con lo que veía sobre la pista.

Tanto que se llegó al tramo final de la temporada aguantando el pulso al Sondeos del Norte, del que finalmente el JT se quedaría a sólo una derrota de distancia (cuatro de los coruñeses por cinco de los bercianos). Pero lo que realmente pone en valor al segundo puesto conseguido, era que se evitaba la primera eliminatoria por el ascenso y que por detrás a dos partidos de distancia se había quedado ni más ni menos que el Abeconsa Ferrol, empatado con Elmar León y Pescanova Porriño.

El JT podía permitirse espera con tranquilidad rival para el Play Off previo a la final a 8, que llegaría del duelo entre el tercer clasificado (Enkartaziones Zalla) y el sexto (Condis Gramanet) de la conferencia Este, sabiendo que los bercianos partirían con el factor cancha a favor.

 

EL JT CAE CONTRA PRONÓSTICO ANTE EL ENKARTAZIONES (0-3) Y SE DESPIDE DE LA FINAL A 8

 

Finalmente el rival del JT sería el Enkartaziones de Zalla, en una eliminatoria en la que se pretendía mantener la prudencia pero se confiaba en el factor cancha y la fiabilidad mostrada durante toda la temporada en “La Borreca” para superar la eliminatoria, más cuando el equipo había hecho su última refuerzo de cara al tramo decisivo de la temporada: ni más ni menos que un “Kuko” Cruza que volvía a su ex equipo para dar un plus extra en el ya de por sí potente juego exterior.

     En cuanto al rival, estábamos ante una plantilla completamente “amateur” formada exclusivamente por jugadores vizcaínos y que había quedado como principal representante de la provincia tras la renuncia de Bilbao Patronato a la liga LEB. El equipo jugaba con una rotación relativamente corta, por lo que intentaba llevar los partidos a un ritmo lento.

En principio, la mayor profundidad de banquillo debía suponer otra ventaja para los bercianos, pero un dato que invitaba a la prudencia era que el equipo había acabado tercero en la potente Conferencia Este.

Y en una serie jugada al mejor de cinco partidos, en el primero disputado en “La Borreca” ya quedaban las cartas encima de la mesa. Enkartaziones jugaba principalmente con seis jugadores, siendo el director de juego Patrick Sáenz de Ugarte y complementándose en la línea exterior con Xabi Madina, los “artilleros” Miguel Ángel Blanco e Iker Iturbe (no confundir con el jugador del mismo nombre que militaba en el Real Madrid), mientras que como “cuatro” estaba Álex Iturbe y como poste intimidador estaba la torre (debía medir cerca de los 2,10 mts. de altura) Íñigo Batarrita.

Pero sin duda la “figura” del equipo era su entrenador Imanol Martínez, capaz de mantener a su equipo en tensión en todo momento y evitar que bajase los brazos con lo que los de Zalla se convertían en un auténtico incordio que no se despegaban del partido en ningún momento.

El primer encuentro ya fue un “querer y no poder” de un JT que intentaba poner tierra de por medio, pero que se sentía incómodo ante el ritmo puesto por los vizcaínos y la zona con un Batarrita que suponía todo un hándicap para los Txomin, Kamal, Kay y Andrés que se sintieron incómodos en todo momento. El duelo se llevaba al terreno del lanzamiento exterior con Isaac López emergiendo por los bercianos, pero con los Iturbe y Blanco impidiendo que Ponferrada se fuese en el marcador. Y en estas llegaba el contratiempo importante para los bercianos; la lesión de Kuko Cruza antes del descanso, con lo que su último refuerzo de lujo se perdía el resto de la serie.

El choque fue un intento constante de los bercianos por intentar despegarse, lo que no lograron y en los instantes finales los vizcaínos “cosían” a triples al JT para acabar llevándose un partido que dejaba con “cara de tontos” tanto a jugadores como afición berciana.

Se esperaba que esa derrota fuese un “accidente” y se confiaba en que el segundo partido nivelase la eliminatoria. Así el público respondió en un segundo partido donde entre los aficionados en “La Borreca” estaba el ex entrenador del FC Barcelona, Aíto García Reneses, a quien le unía una buena relación con José Manuel Vázquez.

Desgraciadamente se vio que el guion del choque no iba a variar con respecto al del primer partido. Enkartaziones Zalla volvió a mostrarse como el equipo rocoso del que era prácticamente imposible despegarse y que estaba planteando un choque muy incómodo para el JT con su escasa rotación y con sus armas.

Por si fuera poco, el desenlace fue más dramático, ya que Ponferrada conseguía llegar a los últimos segundos con dos puntos de ventaja en el marcador y planteaba en la última posesión una buena defensa que obligaba a tirar un triple a la desesperada a Miguel Ángel Blanco sobre la bocina… Que era sancionado con falta personal.

Nadie se lo podía creer y “La Borreca” se quedaba helada, ya que con el reloj a cero y sin jugadores en el rebote el alero vizcaíno mantuvo la sangre fría para anotar uno tras otros los tres tiros libres y dar una victoria increíble a su equipo. Al final del choque hubo aficionados esperando a los árbitros a la puerta del pabellón, aunque en ningún momento se produjeron incidentes e incluso los jugadores de Zalla salieron del pabellón tranquilamente por su propio pie en medio de estos espectadores.

Al haber una sola puerta en el pabellón la “evacuación” era complicada y obligaba a meter el coche de la policía municipal hasta el mismo pasillo de vestuarios. Vehículo que, por cierto, en esa ocasión era conducido por el ex presidente del club, Toño Balsa. La salida de los árbitros se produjo sin contratiempos y el que esta concentración fuese espontánea sin haber nadie del club incitando a ella, hizo que el JT no recibiese sanción alguna de cara al inicio de la siguiente temporada.

Volviendo a la serie, todo el mundo confiaba en las opciones de Ponferrada hasta esos tres tiros libres fatídicos que dejaban en la eliminatoria un 0-2 que ya sería una losa tremenda. El Enkartaziones tenía dos oportunidades en casa para cerrar la serie y lo hizo a la primera en un choque que dominó desde el principio sin obtener grandes rentas pero que fueron insalvables para un JT noqueado por la forma en la que había perdido los dos encuentros en casa.

UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA PERDIDA

Con la perspectiva que da el paso de los años, analizando la gran temporada regular que habían hecho los bercianos y la posterior trayectoria de muchos jugadores (que acabaron jugando en LEB de forma inmediata e incluso alguno como Isaac López en ACB años más tardes), se puede decir que esa temporada se perdió una ocasión única incluso para llegar a la LEB. Cierto es que también que las exigencias económicas habrían sido muy complicadas de cumplir por el club de La Borreca.

Se había perdido por 0-3 en donde Zalla había jugado mejor sus bazas, pero honestamente la plantilla berciana tenía una calidad mucho más mayor (claro que eso no da las victorias). Cierto es que la mayoría habrían firmado esa temporada como exitosa, pero el desarrollo de la final a 8 acabó por demostrar que podía haber sido el año del JT.

Tanto Sondeos del Norte como Abeconsa Ferrol no sólo habían llegado ahí, si no que se enfrentaban en unas semifinales donde vencía la escuadra departamental que, recordamos, había quedado por detrás de los ponferradinos durante la fase regular. Sin embargo, el Enkartaziones siguió sorprendiendo a propios y extraños y con su propuesta fue capaz de plantarse en la final y superar en un emocionante partido a los ferrolanos proclamándose campeones de liga.

Posteriormente, el hecho de ser un club completamente amateur, confeccionado con jugadores de la zona le impidió tener la viabilidad para dar el salto a LEB. Situación que aprovechó Sondeos del Norte Coruña para obtener una vacante y dar el salto de categoría junto a Ferrol.

 

CB BEMBIBRE DA UN PASO ADELANTE

             Con la experiencia de haber superado el año del debut en la exigente Segunda División Femenina, el club se planteó ya en serio apostar por el crecimiento y que la villa de Bembibre tuviese un equipo femenino consolidado y que diera la talla en la categoría.

Hubo varias incorporaciones buscando dar el grado de veteranía a un equipo que tal vez había sido más cándido el año anterior, aunque el bloque se mantenía con las Silvia, Gilda, Natalia, etc. Tras la llegada de Ana Valderrey el año anterior, se buscó esa experiencia con dos jugadoras ponferradinas como eran la alero Betty Varela y especialmente una Alicia que era todo un seguro para la posición de base y que fue realmente muy importante en los siguientes años en el crecimiento del club. Ninguna alcanzaba la treintena de edad, pero sí tenían unas tablas muy necesarias para la categoría.

            Otra posición bastante reforzada esa temporada fue la referida al juego interior, con el regreso de una Laura que se había formado en las escuelas deportivas de Bembibre y era determinante en el equipo (no pudo jugar entonces en el júnior por ser algún año mayor) y una Amaya que también sería otra de las jugadoras importantes los años siguientes en el club del Bierzo Alto. Desde Ponferrada también llegaba otra poste, Marta, si bien sólo estaría esa temporada.

José Luis Velasco había tenido el ojo para hacer los retoques necesarios para que el equipo fuese competitivo en la Segunda División Femenina y lo logró. Con la perspectiva del tiempo y la memoria que nos flaquea a veces, uno que escribe cree recordar que ese año la competición se dividió en grupos en función de la comunidad autónoma, habiendo una cierta “ampliación”.

El conjunto berciano fue capaz de dar alegrías desde el principio consiguiendo triunfos y haciendo que los fieles al polideportivo de la Junta Vecinal disfrutasen cada quince días. El hecho de acabar la primera fase en la zona noble de la clasificación, permitió al equipo disputar una segunda fase que clasificaba para la fase de ascenso y de la que se quedó a las puertas, dando la cara en un grupo muy exigente donde finalizaron terceras por detrás de los equipos procedentes canteras de Halcón Viajes (donde creo recordar que ya estaba la que luego sería jugadora del equipo berciano, Raquel Turrión) y de Ponce de Valladolid. Era evidente que el club seguía dando pasos adelante.

En la web del CB Bembibre recuerdan un hecho mediático producido esa temporada como fue la “encerrona” que le prepararon a Gilda, cuando el equipo fue como público a presenciar el programa de Antena 3 “Sorpresa, sorpresa” y en directo se presentaron los hermanos de la jugadora, que permanecían en Cabo Verde y llevaba ya tiempo sin verlos.

 

LA TEMPORADA DEL DEBUT DE TORRE EN AUTONÓMICA Y DE UN TÍTULO PROVINCIAL DE BEMBIBRE, QUE ACABÓ DE FORMA TRÁGICA.

 

En otras competiciones “sénior”, se habían dado importantes cambios, ya que los clubes del Bierzo Alto permutaban sus plazas y así el CB Torre del Bierzo decidía apostar por el crecimiento deportivo del equipo y pegar el salto a la Primera División Autonómica, gracias a su segunda plaza la temporada anterior en Provincial, acompañando de esta forma al Coyanza.

Los entrenados por Toño Calvo comenzaban de esta forma un periplo por esta competición que se extendería durante varios años y en la que se convirtieron en uno de sus equipos clásicos, siendo un equipo muy incómodo para cualquier rival. Torre del Bierzo pagó algunas “novatadas” en esa temporada del debut, pero al final el balance era más que digno y empujó al grupo de jugadores a querer seguir adelante en una liga que era bastante seria organizativamente hablando.

En cuanto a la liga sénior provincial, había quedado reducida en cuanto a representación berciana por la “renuncia” de una Universidad Minera de Fabero que estaría algunos años sin competir. El Básket Bierzo continuaba su actividad, pero con un equipo remodelado tras la marcha de los hermanos Neira, que habían sido los “jugadores-entrenadores” hasta entonces. En cambio, el equipo se reforzaba como base con un Pablo López que había estado desmarcado del baloncesto berciano desde que su marcha a Cantabria para estudiar su carrera universitaria, después de haber puesto en marcha equipos en La Inmaculada.

Pero sin duda la gran sensación de la liga era el CB Bembibre La Berciana, que había decidido dar un paso atrás voluntariamente, renunciando a la Autonómica debido a los largos viajes que suponía. Curiosamente, en una división menor el equipo fue capaz de juntar la plantilla con más talento que se recuerda por Bembibre.

Era la base del equipo que llevaba funcionando varias temporadas, con Miguel Ángel Orallo como jugador más destacado. Pero sin duda el extra era la aportación que daban los hermanos Silván, que acababan de dejar el baloncesto a nivel profesional y se juntaban en el equipo de su villa. De Quique ya hemos comentado en anteriores capítulos, mientras que Eloy era el hermano que se había formado en la cantera del Colegio Leonés y posteriormente fichó por el Fórum de Valladolid, llegando a debutar en ACB en un equipo donde estaba un tal Arvydas Sabonis. Posteriormente tendría un periplo por diversos conjuntos de Primera B y EBA.

Con ese equipo, sobra decir que Bembibre “arrasó” en la Liga Provincial, en la que ya dieron el primer aviso en el debut, que era un derby ante Basket Bierzo, y que suponía una contundente victoria ante los ponferradinos. Creo recordar que ni siquiera llegaron a conocer la derrota en esa temporada o, si lo hicieron, cedieron pocos partidos y ello les convirtió en un más que merecido campeón de la liga Provincial.

   Sin embargo, la tragedia se abalanzó dentro de este equipo que probablemente habría dominado la categoría durante unos cuantos años más. Y es que cuando se dirigían a León a recoger el trofeo y a disputar un partido contra un combinado de jugadores del resto de clubes, Eloy Silván y su compañero de equipo, José Conesa, fallecían en un accidente de tráfico que dejó sin duda impactado a todo el mundo del baloncesto.

Si mi memoria no me falla, este suceso supuso la disolución de un equipo que venía compitiendo durante años en Autonómica y que había llegado a la Provincial para dominarla.

 

EL JT SACA LOS PRIMEROS EQUIPOS EN LIGA AUTONÓMICA… PERO SE QUEDA COMO ÚNICO CLUB EN COMPETICIONES FEDERADAS DE BASE

 

La temporada 97-98 supuso muchos cambios importantes en el baloncesto base berciano. El primero de ellos suponía la absorción total de los equipos de La Inmaculada por parte del JT, toda vez que muchos jugadores ya habían superado la etapa júnior y los que quedaban en su mayoría se pasaron al club de La Borreca.

Este hecho propició que desde el club se encontraran con un número importante de chicos (recordamos que varios de los que integraban los equipos provinciales del Gil y Carrasco ya habían ido también antes para el JT), y que se decidiese sacar equipos en ligas autonómicas con los mejores jugadores disponibles.

Sólo existía el precedente de Bembibre con su júnior femenino dos años antes, pero aquí no era tan sencillo, porque no valía con inscribir al equipo para competir como ocurre ahora.

Entonces las ligas Autonómicas estaban limitadas a un máximo de equipos apuntados, y obligaba a disputar una “fase preautonómica” con todos los equipos interesados en cada provincia. El JT apuntó a un júnior y un cadete masculino, teniendo que afrontar una durísima competición clasificatoria en septiembre contra el resto de equipos de León, habiendo plantillas como el Colegio Leonés y Agustinos que llevaban bastantes años y trayectoria de ventaja en la base.

  Si nuestra cabeza no nos falla, ambos equipos no lograron una plaza directa pero el hecho de que no se ocupasen todas las vacantes en otras provincias les permitió participar en Liga Autonómica. El júnior estaba entrenado por Luis Daniel y el cadete por Jorge Rubio “hijo”, contando con jugadores que años después serían importantes en las últimas plantillas del club como Óscar Álvarez “Osqui”.

Tanto el cadete como el júnior firmarían una más que aceptable actuación en su debut en Autonómica quedando entre los ocho mejores equipos de Castilla y León. Sin embargo, la cara “B” de esta situación implicaba que el JT se había quedado como único club de la comarca con equipos federados en la base.

El Gil y Carrasco también había decidido dejar de sacar equipos en Provincial con lo que la situación seguía siendo la de numerosos centros educativos de la comarca sacando equipos en unos Juegos Escolares que seguía organizando la Junta de Castilla y León. Tanto Gil y Carrasco quedó de forma casi residual y en cuanto al “Álvaro de Mendaña”, cada vez contaba con menos conjuntos tras la marcha de técnicos como Oscar “Misqui”, “Chopo” o Padilla.

Esos años, un centro educativo que estaba yendo a más era San Ignacio con una sección de baloncesto impulsada por su profesor, Fidel González, y donde en su estructura estaban entonces Juan Neira, el jugador de Basket Bierzo Jorge Echegaray y el año anterior había tenido también a Kuko Cruza. Toda la estructura de San Ignacio estaba integrada también en la que organizaba el campus de baloncesto de Ponferrada, que se celebraba en verano.

Por otro lado, el colegio La Inmaculada no perdía totalmente su actividad, ya que gente como Juanma Copano empezaba a sacar equipos desde abajo.

.

 

“Los últimos 25 años del baloncesto berciano” es un proyecto personal de Rubén Fernández Sánchez. El Club Baloncesto Ciudad de Ponferrada se limita a proporcionar soporte en su página web, por lo que toda la responsabilidad de lo escrito y publicado recae en el autor. Para cualquier información o aclaración pueden ponerse en contacto en rubenfs78@gmail.com

 

Fotos:grupo “Facebook” de “Ex jugadores y entrenadores del JT”, www.cbbembibre.comywww.acb.com.